Crónica | Don’t Let Daddy Know Madrid: el mejor EDM en su primera edición

El pasado 8 de Noviembre tuvo lugar la primera edición de Don’t Let Daddy Know en el recinto IFEMA de Madrid, lugar que se ha convertido en un referente de la electrónica en la capital albergando multitud de festivales como el Sensation White, el DGTL o el Oro Viejo de DJ Nano que se celebra esta misma semana. Y podemos decir que ha sido todo un éxito después de vender casi 90% del aforo, pero sobre todo una sorpresa por la organización y los sets de todos los djs. Teníamos dudas al principio, pero el cartel ha sido todo un acierto.

Lo que vivimos el otro día fue un homenaje al mejor EDM, ese que enamoró al público hace unos años con melodías y vocales. Nosotros empezamos la noche con Third Party. Es la primera vez que tuve la ocasión de verlos y no decepcionaron, su fama está justificada. Después vino la actuación principal de la noche, Tiesto. Tengo que reconocer que no soy nada fan de Tiesto. Y sin embargo me encantó, de principio a fin. Una hora y media de clásico de EDM tras clásico sin parar. Una sesión totalmente adecuada a la noche y al estilo del festival. Y yo creo que hablo por todos al decir que fue la mejor sesión de la noche. Después vino Don Diablo, con una sesión muy emotiva poniendo sus mejores temas. En mi opinión, Don Diablo es una apuesta segura y uno de los mejores djs y productores de la escena EDM.

Seguimos escuchando melodías y vocales de la mano de Dimitri Vangelis & Wymen para cerrar una noche redonda de buen progressive. Aunque el festival lo cerró Sem Vox, cambiando el estilo con tracks mas potentes, un poco de big room e incluso de psy-trance. Una sesión que nos hizo saltar y gastar toda la energía que nos quedaba a los presentes. 

Lo mejor del festival
Es inevitable que no comparemos este festival con otros a los que hemos acudido recientemente y con no tan buen resultado, por ejemplo en el AMF donde esperamos varias horas de cola para poder entrar. Sin embargo, la organización de este festival fue impecable. Ninguna cola para entrar (aunque entramos tarde), ni cola en el ropero (había varios roperos repartidos por el festival), ni cola en la barra ni en los baños. A parte de la organización del festival, destacamos todos los sets de los djs que vimos.

Lo peor del festival

Esto es algo que se ha convertido en un mal habitual, pero nos tenemos que quejar de los precios de las consumiciones. Los promotores tendrán que entender que el poder adquisitivo de los españoles no es el mismo de los alemanes, y que 4e por una botella de agua o 6e por una cerveza es excesivo. Por otro lado, el sonido era realmente mejorable, especialmente por los agudos.


Mario Gonzalez

Colaborador de WikiEDM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.