Reinier Zonneveld muestra en Sonora su gran estado de forma

El pasado sábado la sala bilbaína acogió la visita del holandés Reinier Zonneveld, uno de los artistas del momento, que recientemente ha lanzado su álbum “Church of Club Music”. Muchas de sus producciones han copado los tops de Beatport, así como los lanzamientos de su sello Filth on Acid. Con estas expectativas, se presentaba en Sonora para presentar su peculiar live.

El warm-up corría a cargo del residente David Medina, que conoce la sala y el público a la perfección; algo que se notó a lo largo se su sesión. Comenzando con sonidos más calmados, cercanos al Deep House, pasando por el Melodic Techno, hasta terminar con un Techno más contundente y percusivo, antes de dar paso al invitado.

A las 3:00, con la pista preparada, Reinier comenzaba su sesión. De primeras mostró algunos de sus temas más contundentes y ácidos, que revolucionaron al público que se reunía ante él. Tras una primera media hora frenética, pasó a temas mas percusivos y melódicos, dando un respiro a los asistentes, con temas como “Sharp Bust” o “Kapot”.

Para la última media hora, Reinier volvió a subir la intensidad, y el sinte de su popular “Hard Gaan” hacia presencia, volviendo loca a la gente. Hizo todo tipo de virguerías con el loop de la melodía principal de dicho tema, hasta que finalmente soltó el famoso drop, tras un largo build up. A lo largo de toda la sesión mostró sus habilidades con Ableton, agregando efectos y deconstruyendo sus temas continuamente. Para finalizar, utilizó el sinte de “Hard Gaan”, y recreó en directo el popular “Domino” de Oxia, adaptándolo con unos bombos contundentes, antes de cerrar con un track muy subido de bpms, estilo gabber, que hizo estallar al público.

Para poner el broche a la noche, David Medina se puso a los mandos de nuevo, adaptándose al Techno enérgico de Reinier, y siguiendo con esa tónica supo mantener la energía hasta el cierre, con el último tema de Camelphat y Alan Flitzpatrick, “Kona”.

Es destacable el espectacular sonido de la sala, así como el ambiente de club que logra crear con su iluminación y cercanía de la cabina. Estas características le han servido esta semana para alzarse como mejor club -500 en los Vicious awards.

Otra gran noche para Sonora, que sigue apostando por grandes artistas con un sonido fresco, que hacen las delicias de un publico fiel.


Iker Arana Garrido

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies. Si continúa navegando, está aceptándola.